LEYENDAS DE PUEBLA (EL ROSARIO DE AMOZOC)…

Durante el periodo de Virreinato, en el municipio de Amozoc aconteció un hecho que a lo largo de la historia de México ha extrañado y conmocionado a todos quienes han escuchado el relato. En este tranquilo poblado de artesanos y gente trabajadora, vivía Alberto, líder de uno de los gremios más importantes de plateros de la región. Alberto acostumbraba a reunirse frecuentemente con sus vecinos y amigos de Amozoc para celebrar las festividades del pueblo. Sin embargo, la discordia provocada por una mujer llevó a que algunos de sus más allegados compañeros decidieran alejarse de él y formar su propio gremio.

Llegaba la época de las primeras festividades del año y los gremios acostumbraban superar sus diferencias y unirse para compartir los gastos y por unos días, celebrar en conjunto las fiestas, que ya eran toda una tradición en Amozoc. La celebración requería que días antes de la misma, cada gremio dedicara un día entero a los preparativos; que todo fuera incluido y que cada habitante del pueblo fuera informado era lo más importante para Alberto. La alegría en su rostro aumentaba cuando se veía acompañado de Catalina, una joven de gran belleza y esplendor, quien en todo Azomoc era conocida como “La Culata”. La presencia de la joven intimidaba a muchos y molestaba a otros, sobre todo a Enrique, líder del segundo gremio más importante del pueblo.

El coraje que Enrique sentía al ver a La Culata al lado de Alberto provocaba en él los sentimientos más despreciables y continuamente se lamentaba por no haber conseguido el amor de Catalina. Su odio aumentaba cada día más, hasta el grado de que ambos gremios se miraran con desprecio y evitaran a toda costa cruzar siquiera una palabra. La situación era cada vez más insoportable y decidieron hacer sus fiestas por separado, sin que ni unos ni otros intervinieran en los festejos.

Así fue, hasta que las rencillas se hacían cada vez más notables entre los gremios. Preocupados por un posible enfrentamiento, las autoridades religiosas y civiles del pueblo citaron a ambas partes a dialogar y llegar a un acuerdo justo para los grupos de Alberto y Enrique. A pesar del profundo odio que se tenían, decidieron que las próximas festividades las llevarían a cabo en conjunto, sólo por agradecimiento a su Santo Patrono
Llegó el día esperado y todo estaba listo para la fiesta. En la Iglesia se dieron cita todos los miembros de ambos gremios y gente del pueblo. La misa se celebraba con normalidad y daba paso a la letanía; fue cuando el coro comenzó a cantar “Mater Immaculata” en latín, cuando Enrique alcanzó a ver sobre sus hombros, como Catalina besaba con suavidad en la mejilla a Alberto. La ira que se produjo en el corazón de Enrique era cada vez mayor. Entre las estrofas de aquel cántico logró distinguir las palabras “maten a la Culata”, las cuales se confundían con las angelicales voces de los niños.

Sin dudarlo más, Enrique sacó el cuchillo que siempre llevaba consigo y se abalanzó sobre La Culata. Un grito seco y estremecedor se escuchó antes de que el corazón deLa Culata cayó a los pies de Alberto y éste tomó de su cinturón el machete que lo acompañaba en todo momento. Los golpes comenzaron entre ambos bandos, interrumpiendo la celebración. Niños, mujeres y hombres pelearon y muchos de ellos murieron en aquel día de fiesta. Catalina fuera atravesado con aquel frío metal.
La Culata cayó a los pies de Alberto y éste tomó de su cinturón el machete que lo acompañaba en todo momento. Los golpes comenzaron entre ambos bandos, interrumpiendo la celebración. Niños, mujeres y hombres pelearon y muchos de ellos murieron en aquel día de fiesta.

La tragedia dividió al pueblo durante muchos años y a pesar de que las diferencias entre gremios se han olvidado poco a poco, algunos de los plateros de Amozoc aseguran que por las noches, en la Iglesia del poblado se pueden escuchar los gritos de Catalina y un coro celestial que canta “maten a la Culata”.

CHACONAZO DE: CONECTION PUEBLA

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a LEYENDAS DE PUEBLA (EL ROSARIO DE AMOZOC)…

  1. amado f. correa dijo:

    La leyenda es interesante pero queda confusa debido a que el último y penúltimo párrafos tienen errores de edición. Valdría la pena reelaborar el texto para el disfrute de sus visitantes. Gracias!

  2. MARYLOG dijo:

    NECESITAS UNA FUENTE CONFIABLE, PORQUE ESTÁ MUY LEJOS DE LA VERDADERA HISTORIA DEL ROSARIO, PUES ES MÁS QUE UNA LEYENDA DE “DESAMOR”.

  3. sakura dijo:

    esta muy buena no me la sabia espero que subas mas leyendas

  4. veronica dijo:

    yo soy de AMOZOC y no me sabia la historia pero soy una niña de 8 años

    • Jesús Mauricio dijo:

      Vero me da gusto que te intereses por conocer de la riqueza histórica y cultural de Amozoc, yo también soy de allá pero esta que está descrita aquí no es correcta, si gusta por este medio puedo compartir una copia del documento original. Saludos¡

  5. miriam dijo:

    muy bonita historia menos tarea je je

  6. yessenia dijo:

    Esta muy pero muy interesante 👏👏👍👍e_e

  7. Jesús Mauricio dijo:

    No se de dónde sacaste esa historia pero, me parece una falta total de respeto el ponerse a jugar con cosas tan serias como las tradiciones y la historia de este hermoso lugar. No se vale que unicamente se pongan a inventar y distorcionen la verdad por gente que ni de Amozoc es originaria.

  8. Jesús Mauricio dijo:

    Si realmente quieres que se transmita la Leyenda original (no esta que hasta nombres se te ha ocurrido inventar) déjame que comparta una copia del documento que sustenta mis palabras o que reproduzca el texto original que es que extracto del documento que el Centro de Estudios Históricos de Puebla publicó a finales de la década de los cincuenta y principios de la década de los sesenta del pasado siglo XX y que a finales de la década de los años ochenta se hizo una segunda edición patrocinada por particulares tanto de Amozoc como de la Ciudad de Puebla. Ofrezco compartir esta información y a las pruebas me remito, digo si quieres¡¡¡

    • javier dijo:

      Jesus Mauricio: me lo puedes enviar, si es así gracias, saludos.

    • Lu Lala dijo:

      Hola Jesús Mauricio, yo trabajo en Amozoc y cuando llegué, me dí a la tarea de buscar tradiciones y leyendas del lugar. Ojalá me pudieras compartir el documento original que dices, ya que es lo que vale la pena rescatar, tal como es la leyenda. Me he encntrado que quienes viven en Amozoc, no conocen mucho de sus tradiciones y la raíz de sus costumbres. Saludos.

  9. Lupita Almazan dijo:

    me agradaria conocer la leyenda origibal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s