SOY UN EGOISTA…

Con el paso de los años el hombre, en su corto camino hacia la vejez va encontrando detalles y defectos dentro de su persona, los cuales al instante quisiera borrar de su ser cuando ya es muy tarde. Lo mejor del caso es que me acabo de dar cuenta que mi persona es egoista.

Hago esta afirmación, ya que con experiencias vividas he sido muy egoista con gente a mi alrededor. Y cabe afirmar que jamas puse en práctica las enseñanzas del señor Oscar Gonzalez Loyo: “LA’YUMENUM T ‘OX MUK IL IN TIAL

Se dice que el ayudar, te hace crecer humanamente. Desarrolla valores y genera el interés hacia la vida de cada individuo. Cuando un individuo dentro de la sociedad no se ve atraído por la necesidad de cumplimentar acciones coadyuvando con otros tiende más a delinquir. Pero ¿qué pasa con aquellos que ayudan esperando algo más?  Señores…  he caído en ese terrible vicio.

Si, soy egoista. Desde el instante en que espero un “gracias” por parte de la gente a la que apoyo y he apoyado. Por parte de las personas por las que me he preocupado, y francamente ni una mueca me han regalado; cuando estilos de vida se han cambiado, y malos habitos se han borrado, desastrozamente espero más de lo que he ayudado.

Analíticamente puede que la idiosincrasia o el temperamento de la sociedad sea la causa por la cual a la “gente” le es muy dificil reconocer los méritos de los demás, por lo cuál he caído en la necesidad de exigir una respuesta que de por sí es muy dificil de obtener por gente que por naturaleza es “mal agradecida“.

Si, de nada servirá el que solicite algún tipo de agradecimiento. Ya que siempre la culpa la tendré yo por pagar algún tipo de reparación a computadoras, o armar algún mazo donde ni siquiera me han llamado. Es algo que debo de entender, y que irremediablemente no obtendré respuesta o mérito  alguno.  Es algo que muy común en la sociedad  y que se adquiere por la misma vía. En donde es más respetado y aplaudido una difamación o chisme que cualquier tipo de mérito hacia alguna persona.

Tocamos este tema el día de hoy, ya que suplimiremos esta clase de egoismo de nuestra manera de actuar. Y que probablemente haya causado malestar a la gente de nuestro alrededor que nos ha apoyado incondicionalmente.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s