MI CRITICA SOBRE “SKYLINE”…

No es posible…

 

Los primeros minutos casi me convencen de que todo había sido producto de la mala publicidad. Inmediatamente somos testigos de luces caer del cielo y hasta un aterrador encuentro cercano del tercer tipo que termina con la pantalla indicándonos que hemos regresado quince horas antes del gran evento.  Dentro de mi pensé que no podía ser tan malo, después de todo,  el chiste es que conozcamos la vida de estos individuos para que nos importe lo que les sucede.  El problema es que son personas tan superficiales, que sus supuestos conflictos nos hacen simpatizar con los extraterrestres para que los asesinen a simple vista.

Los actores fueron obtenidos en una barata del sindicato, los cuales por obvias razones no hemos vuelto a ver en series de televisión y mucho menos en el cine. Cada vez que Elaine (Scottie Thompson) y Jarrod (Eric Balfour) intentaban alguna escena romántica era doloroso, en verdad que la cinta funciona mejor cuando nos saturan de efectos especiales con los desechos de pulpos voladores de “Matrix”.

 

Lo mismo de siempre, ficticia tensión inicial entre la pareja protagonista, las mismas escenas de huida de sus protagonistas, un tópico detrás de otro (la llegada de los militares es patética), algún destello ingenioso sobre la conexión entre la raza humana y alienigena pero rematada como el culo y lo peor de todo, un final que no tiene mayor sentido que hacer una secuela, y ojo, los hermanos Strause ya la han anunciado y la pagarán ellos mismos para venderla después a una distribuidora.

El aburrimiento es constante mientras no se mantiene en pantalla alguno de los invasores creados para el film, y en ese aspecto es el único por el que puedo hablar bien de ‘Skyline’. Con los antecedentes que hemos comentado antes es imposible decir que los efectos especiales del film no son realmente buenos, aunque mantienen esa ligera imperfección de cuando no se tienen 90 millones para invertir en CGI. De hecho, es con lo que se nos ha vendido ‘Skyline’, con esos clips donde aliens robotizados aterrorizaban a unos jóvenes y pintaban bien. Yo caí.

 

La decepción es tremendamente grande. Parece mentira lo mucho que se habló de ella y lo poco que no ofreció finalmente.

Esta entrada fue publicada en Berrinches. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s