CASINO ROYAL (MAGU EN LA JORNADA)

Sí que estuvo cañón el atentado que terminó con la vida de hasta 52 adictos a los juegos de azar que probaban su suerte en uno de los muchos lavaderos de dinero del crimen organizado en la ciudad de Monterrey.

No hay fuerza estatal o federal que ponga límite a la violencia. La ciudadanía esta indefensa en un estadio de futbol, en una plaza pública, en un bar o en un casino. Los comandos de la muerte se mueven a ciencia y paciencia de cualquier autoridad, llámese ejército, o marina o policía bancaria.

¿Qué le queda al gobierno estatal y al federal decir de esto? Que condena el atentado ruin y cobarde y que atraerá el caos y que bla, bla, bla…

Creo que ya ni abajo de la cama es garantía de estar a salvo.

Esta entrada fue publicada en Berrinches. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s