MI CRÍTICA SOBRE “AMANACER, PARTE 1”

El otro día me quedé sin hacer nada, así que busqué por fin el ver la cinta de Amanecer , trabajo del  director Bill Condon, un tipo que debutó con ese homenaje al cine clásico de terror que es Dioses y Monstruos para después desarrollar una carrera muy selectiva.

Si entre las 3 anteriores películas difícilmente hay suficiente argumento como para hacer una sola, creo que sobra decir que la decisión de dividir el último libro mira únicamente a la taquilla. Total, no hay problemas de metraje cuando los interminables planos de la pareja mirándose, besándose y volviéndose a mirar -pero esta vez de soslayo- no es que sean un recurso del que tirar, sino que es lo mas demandado por los fans.

La novedad de Amanecer es que por fin una entrega de la saga cuenta algo mas allá de los zorreos de una chavala con un perturbador fetiche sexual por lo paranormal. A pesar de que Bella sigue zizañeando con frases como “solo me siento completa cuando Jacob está cerca” con Edward delante, en esta entrega nos reencontramos con la pareja ya asentada y con planes de boda.Ahora toca hablar del verdadero climax con los SPOILERS que eso conlleva. Este se centra en el nacimiento del retoño, en teoría, la escena polémica del film. Teniendo en cuenta que la criatura tiene alma de alien era de esperar un alumbramiento con altas dosis de gore (carajo, ¡Que tiene un vampiro dentro!) Y así debe ser fuera del encuadre, porque lo que es la secuencia se conforma de primeros planos con filtros borrosos y sonidos desagradables tirando por tierra todas las expectativas generadas con la, eso sí, estupenda caracterización de una Kristen Stewart escuálida y totalmente consumida (todo CGI claro, que ni Stewart es Christian Bale ni esto El Maquinista).

 

La llegada al mundo de Renesmee también zanja la disputa entre especies cuando Jacob decide imprimarse en la recién nacida. Que si, que a los lectores de la saga les parecerá una escena totalmente coherente, pero el resto vemos a un adulto imprimándose con un recién nacido sin que sepamos exactamente qué significa eso o si el tipo va a ponerse a mear en las esquinas. No importa que estemos ante la entrega con más argumento de la saga una vez superada la revisión de Romeo y Julieta de la primera parte y los ecos a La Decisión de Sophie en las dos posteriores. Los propios puntales de la franquicia como la narrativa copiada de los videoclips de The Fray (sustituyase por cualquier otro grupo moñas) o sus intérpretes con el talento de figurantes impiden sacar algo de miga de una trama que esta vez sí, tenía posibilidades de drama real con el dilema sexual y abortista. Por lo menos, el escenario que nos dejan de cara a la conclusión definitiva (16 de noviembre de 2012) está lo suficientemente despejado como para que comiencen de una vez a contarnos algo. Al final, esta Amanecer Parte 1 no pasará a la historia como la peor de la saga, pero sí como la cinta que desaprovechó la oportunidad de enseñar un parto al más puro estilo Alien.

Esta entrada fue publicada en Berrinches. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s