MI CRITICA SOBRE “LINCOLN”

MV5BMTQzNzczMDUyNV5BMl5BanBnXkFtZTcwNjM2ODEzOA@@._V1._SY317_CR0,0,214,317_

El único que podía adaptar una historia tan grande, tan polémica y de manera espectacular sobre el décimosexto presidente de los Estados Unidos de América, era el rey Midas de Hollywood, Steven Spielberg. La gente la considera como una de las mejores películas del año y, aunque a nivel interpretativo y de guión están en lo cierto, el conjunto del film me ha parecido muy monótono, de ritmo lento y con poca sorpresa. Narrada como una crónica de los últimas días del presidente Abraham Lincoln, en su proposición de instaurar una nueva enmienda, Spielberg se apoya en un sólido y excelente guión que es, realmente, el alma de la película y toda la fuerza radica de éste. A partir del trabajo de Tony Kushner y su adaptación de la novela “Team of Rivals” se apoya el director para crear ambientes correctos, pero demasiados dependientes del escrito. Muchos críticos y parte del público han comentado que es una de las mejores obras del maestro Spielberg pero, personalmente, me parecen mucho superiores otras de sus películas como  “Encuentros en la tercera fase”, “El color púrpura” o “La lista de Schindler”, entre otras.

Daniel Day-Lewis vuelve a demostrar, por enésima vez, su gran talento interpretativo y su capacidad de mimetización para meterse, completamente, en la piel del presidente haciéndote olvidar que hay un actor dentro del personaje. Su interpretación me recuerda a la de Meryl Streep en “La dama de hierro” por tratarse de un personaje real, muy icónico y representado de manera algo sobreactuada y carente de sentimiento. A pesar que no dudo de su talento interpretativo y es uno de los mejores actores en la actualidad, su Lincoln es algo vacío y muy marcado por los gestos y la voz. Sally Field está correcta en la piel de la mujer del famoso presidente. Consigue robar las escenas a quien aparece con ella gracias a su carisma al interpretar a una mujer enferma y siempre pendiente de la actividad política de su marido. Tommy Lee Jones empieza un poco desapercibido con su Thadeus Stevens, aunque sus últimas escenas me han convencido que es una de las mejores interpretaciones secundarias del año. Además del trío protagonista, destaco las intervenciones de David Strathairn y Joseph Gordon-Levitt que están muy correctos aunque sus papeles sean pequeños.

Esta entrada fue publicada en Berrinches. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s