MI OPINION SOBRE “DEAD SPACE 3”

600full-dead-space-3-cover

En esta fina línea que parece dividir hoy a los juegos de acción del survival horror yo siempre lo he tenido muy fácil. Si cada paso que doy me cuesta horrores, si cada esquina que doblo, puerta que abro pasillo que veo, todo me indica que debería parar, salvo la historia, que me incita a seguir, el enfrentarme a lo desconocido, entonces es un buen survival. Dead Space 3, con todos sus excéntricos monstruos y sus atronadores efectos y música, al igual que un shooter, me incita a seguir adelante corriendo si hace falta.

De hecho, lo que menos ha afectado a mi partida han sido los enfrentamientos contra enemigos humanos, esos unitólogos fanáticos que persiguen a Isaac Clarke, que salen mucho menos de lo que habría cabido esperar por trailers y gameplays. El necromorfo sigue siendo el rey y la cortadora de plasma la manera de acabar con ellos. Por este planteamiento base es por lo que quizá la nueva dirección de Visceral con esta tercera entrega se antoja sorprendente.

Hay un enorme foco de atencion en la creación de armas. Armas que puedes modificar, mejorar y superponer una encima de la otra. Armas de pulso, de plasma, de cañón, de láser, de cuchilla para una saga dónde la frase más típica al hablar de ella es: “yo siempre uso la cortadora de plasma”. Y salvo por momentos finales, donde te puedes permitir la creación de verdaderas asesinas, como una especie de honda electrificada que rebana extremidades inferiores alegremente, es así de cierto. Dead Space 3 te alienta además a crear todo tu inventario con material que iremos recogiendo por el escenario, así como diseños para nuevas armas.

50bb94de-ca5c-48b5-b215-3442b2217404

Pero la generación que juega a Dead Space, más que pechos, demanda Survival Horror. Es un poco triste pensar que la serie que se había reído en la cara de todos aquellos que decían que el género estaba muerto o que no podía evolucionar haya terminado consumiendo la misma droga que el resto: la acción. Máxime cuando venimos de un ejemplo tan claro como el de Resident Evil. Si tan solo hubieran seguido la base de “menos es más” quizá estaríamos hablando del mejor juego de la serie, capaz de mezclar grandes y diversos escenarios con el horror más puro. Pero, al final, han optado por la unión a la acción. Maldita Unitología.

Esta entrada fue publicada en Berrinches. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s