MI CRITICA SOBRE “LOS MISERABLES”

poster-jpg_172255

De entre todos los retos que en contadas ocasiones asume el séptimo arte, el mayor quizá sea adaptar una de las obras esenciales de la literatura de todos los tiempos, máxime si ya existen montajes previos, tanto en el cine como en el teatro. Las comparaciones serán inevitables y a menudo dolorosas. La obra de Víctor Hugo, “Los miserables” (1862), un grito atemporal contra la opresión, es uno de estos casos. Sus páginas han galvanizado a generaciones enteras, podamos estar de acuerdo o no en todo lo que en ella puede leerse, y quien busque adaptar una obra así ha de ser sin duda un valiente.

Tom Hooper (Oscar por “El discurso del rey”), fue confirmado como director de esta cinta el año pasado, y desde que su nombre trascendió, las críticas hacia su capacidad para hacer frente un desafío de esta magnitud se hicieron patentes. La sombra de Víctor Hugo y de los musicales que han adaptado su obra a lo largo del tiempo es alargada… pero veremos que, a pesar de algunos errores que devienen de su trabajo, en general creo que ha sabido estar a la altura de las circunstancias.

La trama de “Los miserables” sigue casi por completo el guión del aclamado musical estrenado en París en 1980, con música de Claude-Michel Schönberg y letra de Alain Boublil y Jean-Marc Natel, y que ha venido representándose a lo largo de los años con enorme éxito y recibido numerosos premios, entre ellos el Tony por la partitura.

Si ya la obra de Víctor Hugo posee una fuerza narrativa innegable, y se adentra en temas tales como la justicia, la libertad, el papel de la religión en la sociedad –en mi opinión con un punto de vista demasiado tibio e idealizado aunque no exento de cierta crítica, la necesidad de un vuelco social en la Francia de la restauración monárquica tras la época napoleónica, el amor y la amistad, el formato musical añade espectacularidad y potencia los valores intrínsecos de la novela original. Aunque apenas hay diálogo y las canciones copan casi por completo el libreto del musical escogido para esta película, hay numerosas ocasiones en que los actores hablan dentro de las propias canciones sin apenas instrumentación ni tono musical, lo que aligera el contenido para aquellos espectadores no acostumbrados a formatos más rígidos.

Sin duda, el protagonista absoluto de “Los miserables” es Hugh Jackman. Con trabajos anteriores en otros musicales como cantante, bailarín y actor, el intérprete australiano se come literalmente la pantalla, con una sobrecogedora recreación de Valjean, sublime en el cénit de su rabia contra un sistema implacable e injusto, e incluso en la piedad, la tristeza o el perdón. Tanto su voz como su cuerpo están al servicio de todas estas sensaciones, que golpean al espectador como si estuvieran en medio del océano, con olas implacables y embravecidas amenazando con la zozobra, y momentos en los que se encontrarán en una sima insondable de amor, piedad y esperanza.

Suya es la escena más sobrecogedora de la película, capaz de emocionar al más impasible, auténtica muestra de cómo la maldad humana, en su versión más abyecta, es capaz de destruir a cualquiera y barrer sus esperanzas. Su lírica, aunque no perfecta, es una de las mejores de la cinta, muy bien modulada y adaptada al torbellino de emociones que debe atravesar Fantine. Hathaway se ha consagrado… espero que los directores tomen nota y le ofrezcan más papeles adecuados, donde pueda lucirse.

En general, he disfrutado muchísimo, aún a pesar de no ser fan de los musicales, y no he podido evitar soltar la lágrima y revolverme en el asiento ante determinadas escenas. Eso no lo consiguen todas las películas… A pesar del generoso metraje, de 152 minutos, no se me ha hecho larga en absoluto. Estoy convencido que de esta película pueden salir varios Oscar, a Jackman y a Hathaway, sin contar otros apartados técnicos, y su tardío estreno en este agonizante 2012 puede responder a ello. Sin duda, lo merecerán…

Esta entrada fue publicada en Berrinches. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s